Inicio »»» Cuidados de la Prenda

Información Comercial

Somos una Empresa dispuesta a Resolver sus Problemas relacionados con el Desarrollo, Fabricación y Abastecimiento de sus Uniformes.
Nuestra Flexibilidad para Producir cualquier Prenda en cualquier Volumen respalda nuestra Propuesta Empresarial y es parte de nuestra Filosofía de Trabajo.

Presentamos a Ustedes la Capacidad Técnica de nuestra empresa, en dónde damos referencia de los cursos tecnológicos, arquitectónicos y humanos con los que contamos para el desarrollo de productos de primera calidad.

Asimismo, extenderles una invitación para que visiten las instalacions de PESA Uniformes y confirmen que es toda una Filosofía de Trabajo la que nos permite entregar los mejores productos.

Gracias por visitar este espacio, lo invitamos a comprobar que somos la mejor opción en uniformes.

Lavado a Máquina

Separar la ropa blanca de la de color.

Tener siempre la ropa seca y aireada antes de lavarla.

Vaciar los bolsillos, desabrochar los botones, y levantar los cuellos antes de lavar.

No llenar en exceso la lavadora.

No llegar nunca a la temperatura indicada como máx.

Lavado a Mano

En los primeros lavados, el agua puede colorearse, por lo que se debe lavar la prenda sola.

Siempre agua fría y sin dejar en remojo.

Dejar que el jabón o detergente se disuelva del todo antes de introducir la prenda.

No frotar la prenda, solo explimirla con suavidad.

Secado

Doblar las prendas pesadas para que no se deformen.

No exponer la ropa directamente al sol ni viento fuerte, especialmente si es de color.

Si se seca en un tendedero interior, procurar que haya corrientes de aire.

Las prendas de punto (i.e. suéteres) deben envolverse en una toalla y dejarlas secar sobre una superficie, sin colgar ni exponer al sol.

Las prendas propensas a deformación deben estirarse al secar para que recuperen su forma.

Planchado

Clasificar la ropa según su composición y empezar a planchar con la temperatura más baja.

Esperar unos minutos si se va a pasar a una temperatura más baja entre prendas.

Planchar con la ropa ligeramente húmeda.

Eliminar con un trapo húmedo cualquier resto que se hubiera adherido a la plancha antes de que se enfríe.

Limpieza de Cuellos

En una brocha o pincel pequeño aplicar un poco de shampoo y frotar las posibles manchas del cuerpo.

El shampoo ayudará a disolver las grasas y esto facilitará que salgan las manchas.

Si la mancha es profunda aplique una fórmula pastosa de bicarbonato de sodio con vinagre sobre la misma mancha y deje que la prenda lo absorba.